Limón en el Mármol

Inicio » Política » ¿Se benefician los partidos nacionalistas de la ley electoral?

¿Se benefician los partidos nacionalistas de la ley electoral?

Hacía tiempo que no sacaba una entrada pero este verano he estado charlando con amigos sobre la ley electoral. Muchos de ellos apuntaban que el problema es el reparto Dhont, y otros decían que lo que más les molestaba es que los partidos nacionalistas se vean muy beneficiados. Estas dos afirmaciones están muy extendidas, sin embargo, son falsas. Ahí voy a explicarlo.

Para hacer este ejercicio he utilizado los datos de los votos de las dos últimas elecciones (disponibles aquí y aquí)

En mi ejercicio lo que hago es comparar el reparto de escaños que ha habido como resultado con el reparto de escaños que habría habido, si el reparto hubiera sido proporcional.

Reparto Dhont

En la imagen 1 presento dos tablas. En la tabla de la izquierda utilizo los datos del 20D y en la de la derecha los datos del 26J. En la segunda columna calculo los escaños que habría obtenido el partido si el reparto hubiera sido proporcional. En la tercera columna calculo los escaños que habría obtenido el partido si el reparto hubiera sido Dhont pero con circunscripción única – como si España tuviera una sola provincia. Como se puede ver en ambas tablas, el reparto proporcional al número de votos y el reparto Dhont, si la circunscripción fuera única, es similar – en ningún caso la diferencia es mayor a dos escaños.

selection_032Imagen 1. Haz click para verla mejor

De aquí podemos concluir que el señor Dhont no tiene culpa de nada. Su reparto es muy similar al proporcional.

Ganadores y perdedores

Sin embargo, todos sabemos por la prensa que el reparto de los escaños no es proporcional.

Las siguientes tablas de la Imagen 2 muestran los resultados electorales en la segunda columna. En la tercera columna se muestra en verde la cantidad de escaños en exceso que ha obtenido el partido con respecto a los que le hubiera tocado si el reparto hubiera sido totalmente proporcional.

selection_031Imagen 2. Haz click para verla mejor

En la cuarta columna se muestra en verde la cantidad de escaños que ha obtenido en exceso el partido con respecto a los que le hubiera tocado si el reparto hubiera sido de acuerdo al reparto Dhont pero con circunscripción única.

Si el problema de que algunos partidos se vean beneficiados no es el reparto Dhont, como ya hemos apuntado más arriba, el problema tiene que ser que los escaños que se le dan a cada circunscripción no son totalmente propocionales al número de habitantes con derecho a voto. El reparto de escaños puede consultarse en la Ley Electoral en el artículo 162.

Según ese artículo de la ley, se reparten dos escaños a cada provincia, excepto Ceuta y Melilla que reciben uno. Como tenemos 350 escaños, nos quedan 248 por repartir. Esos 248 escaños sí se reparten de forma proporcional entre los habitantes con derecho a voto. Debido a que el reparto de escaños no es proporcional, algunos partidos salen beneficiados y otros perjudicados.

El problema de que algunos partidos salgan perjudicados (y otros en consecuencia beneficiados) se encuentra en la sencilla razón de que si los votos de una provincia (circunscripción) no consiguen escaño, entonces estos votos se pierden para intentar obtener escaño en otra provincia. Si la circunscripción es única, todos los votos cuentan para obtener escaños.

Los partidos nacionalistas no salen beneficiados

Como has podido comprobar en las tablas anteriores, los partidos nacionalistas no salen especialmente beneficiados. El PNV en las elecciones del 20D obtuvo dos escaños más que con un reparto Dhont de circunscripción única, o con un reparto totalmente proporcional. Pero el resto de partidos nacionalistas – en las dos elecciones – sale con +1 o -1.

La pregunta es saber por qué los partidos nacionalistas ni ganan ni pierden.

Resulta que partidos como IU tienen votos en muchas provincias que no consiguen escaño. Como explicaba antes, esos votos se pierden. Sin embargo, los partidos nacionalistas no tienen votos allí donde no consiguen escaños, por lo que no pierden votos. Todos sus votos se concentran en provincias donde sí consiguen escaños – pues nadie vota a ERC en Badajoz – y ya hemos visto que el reparto Dhont es proporcional para cada circunscripción.

Conclusiones

  • El reparto Dhont funciona
  • Los partidos nacionalistas no salen beneficiados de la Ley Electoral
  • El reparto de escaños no es proporcional en cada circunscripción al número de habitantes con derecho a voto

Unas últimas notas

Ésta es una entrada que sólo pretende ser explicativa. No intento abogar por ningún tipo de Ley Electoral o de reparto proporcional particular.

Entiendo que repartir los escaños como describe la ley tiene su sentido, pues parece importante que los votantes de Soria también tengan representantes en el Parlamento. Pero también es cierto que para eso podría estar el Senado…, por aquello de ser cámara territorial. Es más, también es cierto que con la disciplina de voto, el diputado por Soria acaba haciendo lo que dice el líder de turno – y por tanto poco representa a los sorianos. Incluso también es cierto que algunos partidos ponen a candidatos que no tienen nada que ver con la provincia en la que se presentan – por ejemplo, Miguel Vila paso de la candidatura de Toledo a la de Burgos (noticia de elmundo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: