Limón en el Mármol

Inicio » Mundo Ácido » República vs Monarquía. Un caso de tribalismo social

República vs Monarquía. Un caso de tribalismo social

Cuando alguna vez en alguna conversación digo que soy republicano, algunas personas saltan diciendo: ¿eres de izquierdas? No sé por qué extraña razón (bueno sí… [modo irónico] una guerra civil igual tiene algo de relación [/modo irónico]) ser republicano se asocia a ser de izquierdas y ser monárquico a ser de derechas. Este caso de tribalismo es tan sencillo de contrarrestar, que no podemos esperar a que reine Felipe para resolverlo.

Hace ya tiempo que encontré una respuesta contundente a los que me preguntan si soy de izquierdas cuando digo que soy republicano: “colega, los señores Bush – padre e hijo – son republicanos, pregúntales a ver si son de izquierdas y espera a ver qué te dicen. A mí me da en la nariz que no son muy rojeras”. Ni que decir tiene que a mí todo esto de las derechas y las izquierdas me parece un reduccionismo ideológico que debemos superar (una de mis primeras entradas hablaba de eso).

Pero la cuestión que me trae a escribir esta entrada es que una democracia monárquica es una contradicción[1]. De todas formas, aunque a mí me parezca incoherente ser demócrata-monárquico, he de respetar las opciones ideológicas de otras personas. Pero esto no me impide intentar argumentar esta incoherencia y aportar mi opinión para acercarnos a una república antes de que reine Felipe.

Tanto la democracia de Grecia como la democracia liberal quisieron acabar con las aristocracias, la nobleza, la realeza, el linaje… llamadlo como queráis. Ser liberal monárquico, como se denominan algunos, es una cuestión muy confusa, en mi opinión. La búsqueda de igualdad de oportunidades no tiene cabida en la monarquía, donde algunas personas, por el mero hecho de haber nacido en una familia, tienen un destino marcado. Felipe ha de ser rey, ¡incluso para él podría ser un engorro! Por otro lado, el resto hemos de conformarnos con que Felipe nos represente sin haber sido preguntados. Esto se llama desigualdad de oportunidades (y también desigualdad a secas…). También se llama puesto hereditario, que en democracia, no tiene sentido.

Si realmente los habitantes de España quieren tener un representante – a mí personalmente no me hace falta – entonces esta persona deberá ser elegida democráticamente, no impuesta porque tenga la sangre azul, verde o amarilla, o porque su padre sea no sé quién. En estas supuestas elecciones podría participar cualquiera. Cualquiera significa que Juan Carlos se podría presentar, Felipe también, y ¡por supuesto, Elena, Cristina o Sofía! Porque esto es lo que ya remata la contradicción demócrata-monárquico o liberal-monárquico. Sinceramente, no soy capaz de entender cómo se puede ser demócrata y aceptar que una posición de representación sólo la puedan tener hombres.

Siempre sale al ruedo la típica razón que dan los defensores de la monarquía: es que el rey tuvo un papel muy importante en la transición. Este es un argumento de poco peso. No creo que una persona merezca un cargo de por vida por algo que hizo bien en el pasado[2]. Soy de esos que piensan que el sueldo se lo gana uno día a día. El blog rueda de piensa tiene una viñeta al respecto que aquí os dejo.

13-04-15-la-tataramonarquia

Fuente: ruedadepiensa.wordpress.com

Lo que tampoco entiendo es a esos republicanos que arremeten contra el rey personalmente. Willy Toledo en este vídeo dice que la monarquía es anacrónica y antidemocrática. La verdad es que estoy de acuerdo en estos puntos, de hecho son los argumentos principales de esta entrada. Pero a qué viene decir sobre Juan Carlos: “con lo hinchado que está el señor Borbón y la cantidad de pimple que se mete para el cuerpo espero que nos dure bien poquito, que está al caer”. Esto nos hace mucho daño a los republicanos. Lo peor de todo es que los asistentes a la charla empiezan a aplaudir en ese momento, incluso interrumpiendo al conferenciante como si lo que hubiera dicho fuera digno de resaltar. Este comportamiento es tribal. Sinceramente, yo no le deseo nada malo a esta familia[3] ni a ninguna otra. Lo que estoy defendiendo es que si quieren representar a un grupo de personas, tendrán que ser elegidos por las personas a las que representan. Eso es democracia. Ya he dicho también que a mí en realidad me sobra la representación…

Pues eso, a ver si superamos este tribalismo social Monarquía – República, discutimos como personas sensatas y tomamos una decisión. Todo esto hagámoslo sin decir que Juan Carlos hizo algo en el pasado y por eso va a reinar toda su vida, y también su descendencia. Por supuesto, también hablemos sin desearle la tumba. Y claro, los republicanos también debemos aceptar, si creemos en la democracia, que si las personas de nuestra región geográfica quieren representante, y quieren que éste sea Felipe, que así sea.

Una última nota: No estoy defendiendo que todo país que sea una república sobre el papel, sea más democrático que todo país que sea una monarquía sobre el papel. Compara, por ejemplo, Vietnam con Noruega. Sobre este tema, aquí puedes leer un artículo interesante. Mi entrada sólo argumenta que la democracia en esencia no es monárquica. Así de sencillo.


[1] Si quieres ir de guay e intelectual, no dudes en utilizar la palabra oxímoron en estos casos. La gente creerá que sabes un huevo y por eso tienes razón.

[2] No tengo ni idea de si esto es cierto o no, pero la veracidad o falsedad de este hecho ni valida, ni invalida mi argumento a favor de una república.

[3] Por si alguien salta con el tema Urdangarín. Como a toda familia, deseo que se haga justicia. Pero no les deseo mal directamente. Si son corruptos, quiero que la justicia caiga sobre ellos, como sobre cualquier otra persona.

Anuncios

4 comentarios

  1. jorge dice:

    kind! hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí.
    un gusto leerte.. eso sí, métele más caña!

    jorge(cazoña)

    • Pedro Olazábal dice:

      Qué bueno mi helmano que te dejes caer por aquí de vez en cuando

      Ahí seguimos dándole, intentando que salga una entradilla al mes. Espero tener la próxima finiquitada para la semana siguiente.

      Salud!

  2. Capi dice:

    Yo estoy bastante de acuerdo con lo que se dice en esta entrada al blog. Curiosa la identificación que tiene la gente con ideología política y sistema político; precisamente hoy ha salido en la comida del curro el tema de izquierda republicana, derecha monárquica, y he tenido que aclarar este punto (a pesar de esta aclaración la gente no lo asimiló). Aupa ahí.

    • Pedro Olazabal dice:

      Hola Capi

      gracie por el comentario. Sólo nos queda repetir el argumento, buscando ejemplos cada vez más rocambolescos. Creo que el caso de los Sr. Bush es de los mejores para hacer llegar el mensaje.
      Pero es que el problema no es el mensaje en sí, el problema es nuestro tribalismo que nos impide pensar. Porque es evidente que el argumento es sencillo.
      Claro, yo no estoy libre de tribalismo, seguro que hay muchas cuestiones que no soy capaz de entender porque me bloqueo, o me encierro en mi tribu y no quiero pensar.
      A ver si poco a poco somos capaces de abrirnos a lo que piensan otros y otras.

      salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: