Limón en el Mármol

Inicio » Economía » Parece que la energía nuclear no es tan barata

Parece que la energía nuclear no es tan barata

A través de uno de mis blogs favoritos, me entero de que el Reino Unido va a apostar por la energía nuclear. En nuestra sociedad suele decirse continuamente que la energía nuclear es la más barata. En debate de bar, caña en mano, de esos de los que habrá muchos estas Navidades, alguno suele decir que hay que dejarse de renovables y poner nucleares a punta pala, que es mucho más barato. Como yo soy un fanático de los debates de tapeo, voy a aportar mi granito de arena a esta discusión.

NOTA: He cambiado de parecer. La opinión y argumentos de esta entrada ya no me convencen. He pensado que es mejor dejar la entrada intacta para que se vea qué pensaba sobre este asunto el 1/12/2013. No tengo ningún problema en reconocer que estaba equivocado, o que ahora tengo otra opinión. Esto debería ser normal en una democracia. Una entrada con mi opinión actualizada sobre el tema está aquí.

Antes de empezar a leer esta entrada debes saber dos cosas. Yo no creo que sea posible emitir juicios objetivo-puros como digo en mi presentación. Para esta entrada, creo que lo honesto es confesar que la energía nuclear me tira un poco pa’trás. Principalmente por la cuestión de los residuos. Aunque también puede ser que sea mi temor a ser rechazado por mi tribu particular. Esto sería horrible. Pero ninguno estamos a salvo. También has de saber que trabajo en la producción de palas de aerogeneradores. De todas formas, una vez leída la entrada, no debes concluir “sí, claro, eso lo dices tú porque no te gusta la energía nuclear” o “sí, claro, eso lo dices tú porque vives de la producción de molinos de viento“. Eso no vale. En democracia se debate con argumentos.

Sobre la cuestión de lo cara o lo barata que es la energía nuclear existen infinidad de posiciones. Los cálculos dependen de diferentes posturas, estimaciones y contextos. No voy a hacer una entrada exhaustiva al respecto. Me parece más sencillo aportar los datos de la nueva apuesta nuclear del Reino Unido.

En principio, si la energía nuclear fuera muy barata, no necesitaría ayudas del Estado. Un grupo de emprendedores decidiría montar una central nuclear y vender la energía. Como la energía nuclear es muy barata, – la más barata según algunos – estos emprendedores ganarían a sus competidores, vendiendo su producto, amortizando la inversión, y ganando su margen.

Sin embargo, resulta que el Reino Unido va a garantizar la inversión de los nuevos reactores nucleares. Los reactores nucleares recibirán entre 89,5£ y 92,5£ por cada MWh vertido a la red durante 35 años (entre 107 y 110 €)[1]. Lo que significa esto a primera vista, es que nadie se atreve a invertir en nuclear esperando al precio de mercado. Porque si fuera así, ¿por qué tendría que garantizar un precio el gobierno? No tiene sentido. Si un negocio es boyante, cualquiera invierte, y por tanto no necesita apoyo estatal. Pero aún así, debemos preguntarnos si ese precio es barato o caro. Para eso, lo que podemos hacer es comparar.

nucelar

Nucelar…, se dice nucelar

Lo que hace el Reino Unido es lo mismo que hace España con las energías renovables: les garantiza un precio de venta[2]. Así los emprendedores pueden saber si les sale rentable la inversión. Esto es una ayuda que se hace para promocionar una tecnología que el “mercado” no soporta por sí solo. El precio que se garantiza a las renovables depende de la tecnología y del año en el que se puso la instalación en marcha. La legislación al respecto es un embrollo tremendo. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) tiene aquí un resumencillo. Cito una parte en la que salen tarifas garantizadas a la energía solar fotovoltaica:

In September 2008, new tariffs and a new cap were established for solar PV. Systems registered prior to 29 September 2008 are eligible for a feed-in tariff of between approximately EUR cents 23/kWh and EUR cents 44/kWh (depending on system size). The installation cap of 371MW established by the law has been adjusted upwards to 500MW as of 2009, while the feed-in tariff has been reduced to EUR cents 32/kWh for ground systems and EUR cents 34/kWh for rooftop systems. A registry of systems eligible to receive the new tariffs has been established as of January 2009

Se pueden comparar esas tarifas con la de la energía nuclear del Reino Unido que abre esta entrada. Los paneles solares construidos bajo el RD 1578/2008 recibían 320 o 340 € por cada MWh vertido a la red. Esto es tres veces más caro que el precio que garantiza el Reino Unido a los reactores nucleares. Esta comparación es para hacerse una idea, pero no es buena por tres razones:

  1. Estamos hablando de años diferentes. Lo correcto sería comparar lo que recibe la energía solar, hoy, para ser rentable, con lo que recibe la energía nuclear, hoy, para ser rentable. Esto no lo podemos hacer, porque la energía solar fotovoltaica que se instala, hoy, no tiene precio garantizado[3].
  2. Estamos comparando países diferentes. Lo correcto es comparar nuclear y solar en Reino Unido o nuclear y solar en España.
  3. Los años durante los que se garantiza ese precio es diferente. La energía nuclear: 35 años de funcionamiento, los paneles: 25 años de funcionamiento.

Con respecto al segundo punto, tenemos suerte, porque la misma AIE tiene un resumen de la legislación en el Reino Unido. Así que vamos a comparar:

The FIT levels until March 2013 in GBP pence/kWh (which will be adjusted for inflation) are: Hydro (20 years) Under 15 kW: 19.9; 15-100 kW: 17.8; 100 kW-2 MW: 11; 2-5 MW: 4.5 Solar PV (25 years) Under 4 kW (new build) and 4-10 kW: 36.1, 33.0 from April 2012-March 2013; Under 4 kW (retrofit): 41.3, and 37.8 from April 2012-March 2013; 10-100 kW: 31.4, 28.7 from April 2012-March 2013; 100 kW-5 MW and stand-alone system: 29.3, 26.8 from April 2012-March 2013 Wind (20 years) Under 1.5 kW: 34.5, 32.6 from April 2012-March 2013; 1.5-15 kW: 26.7, 25.5 from April 2012-March 2013; 15-100 kW: 24.1, 23 from April 2012-March 2013; 100-500 kW: 18.8; 500 kW-1.5MW: 9.4; 1.5-5MW: 4.5.

A la energía solar se le garantiza el precio durante 25 años. Los precios oscilan entre 268 £/MWh y 413 £/MWh. Para comparar, recuerdo, a los reactores se les garantiza unos 90 £/MWh durante 35 años. Aunque los años de retribución son mayores en la energía nuclear, es evidente, que la energía solar fotovoltaica les cuesta mucho más a los consumidores.

Siguiendo más adelante, podemos leer la tarifa que se le garantiza a la energía eólica. Los molinos de baja y media potencia (del orden de kW) tienen un precio garantizado de 188 – 345 £/MWh. Sin embargo, los molinos de potencias del orden de MW tienen una retribución de 45 – 94 £/MWh. Los molinos de más de 1,5 MW reciben 45 £/MWh durante 20 años. Tanto el precio como los años de retribución muestran una ventaja clara a la energía eólica – de más de 1,5MW – con respecto a la nuclear. Se puede decir que, en la actualidad, la inversión en energía eólica le cuesta mucho menos al consumidor del Reino Unido que la energía nuclear – aunque aquí no opinan lo mismo.

Lo más interesante de esta entrada no es que ahora todos los ecologistas antinucleares le den a “me gusta” en el facebook. Lo interesante de esta entrada viene ahora y es uno de mis temas recurrentes en este blog. Cuando tomamos decisiones de cualquier tipo, tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos. Uno de los aspectos es el económico[4]: lo que cuesta en euros – o libras en este ejemplo – cada una de las opciones que podemos elegir. Pero existen más aspectos que no valoramos en euros y que también forman parte de la decisión. Los euros son importantes, pero no tienen por qué ser el indicador determinante, el que tiene la última palabra. Hay otras cuestiones que también son muy importantes.

En el caso en el que nos encontramos, la energía nuclear es más cara que la eólica, pero más barata que la solar fotovoltaica. La energía nuclear tiene la ventaja de no ser una fuente de energía eléctrica intermitente (seguridad de suministro) como son tanto la solar como la eólica. Las tres fuentes de energía no emiten CO2 en la generación de energía eléctrica. La energía nuclear tiene problemas más serios en la gestión de sus residuos. Y, por supuesto, hay más cuestiones… Entonces ¿cómo tomar una decisión? ¿Es imposible? ¿Valoramos todo en euros, sumamos y restamos, y así saldrá el óptimo? ¿Se pueden medir todos estos aspectos en euros?

Coste (£/MWh) Años retribución CO2 Residuos Seguridad Suministro Usos bélicos
Nuclear 90 35 0 Mal Fija Posibilidad
Solar 268 – 413 25 0 Bien Intermitente No
Eólica 45 – 345 20 0 Regular Intermitente No

Tabla 1. Ejemplo de matriz de decisión. Se pueden poner más filas y más columnas ¡claro!

Personalmente creo que valorar todo en euros – o libras – es un error. Las decisiones, en última instancia, son políticas. No creo que sea necesario – ni una buena opción – dar un valor monetario a cada aspecto. Lo importante es hacernos una matriz de decisión bien chula (como la de aquí arriba) y representar cada aspecto con un indicador adecuado. Este indicador no tiene por qué ser siempre cuantitativo (un número), puede ser también cualitativo (bien, regular, mal, etc.). Después, con nuestra matriz en el fondo, nos ponemos a hablar, debatir, pensar, repensar, volver a debatir y… por último… tomamos una decisión. Una vez puesta en marcha la decisión, debemos comprobar cómo va, para retocarla o dejarla como está, para mejorarla o complementarla, o incluso para cambiarla totalmente, etc. Sí, claro, hay decisiones que hay tragar con ellas durante muchos años. Pero entonces tenemos que aceptar que fue un resultado de la democracia (si es que así fue, estoy pensando utópicamente :)).

Este proceso de debate es difícil con tantos millones de personas, es cierto. Pero para eso están los medios de comunicación y eso que llamamos debate público. Para eso están los debates de bar, y ¡para eso está este blog!


[1] Con un cambio a 1,19644, que es a lo que estaba cuando escribí esta frase

[2] Existen más opciones pero no me quiero enrollar con esto.

[3] Se puede hablar de costes, y luego hablar de externalidades y mil cosas, pero lo que quiero en esta entrada es comparar los precios que garantizan los gobiernos a diferentes tecnologías, porque al fin y al cabo eso es lo que nos va a costar a los consumidores… Sobre el tema de comparar “hoy” hay también un “pero” importante. A la nuclear se le garantiza ese precio de venta, pero esto es para dentro de 10 años durante 35 años. Esto es, de 2024 a 2059. El caso es que una central nuclear tarda lo suyo en construirse.

[4] A los economistas ecológicos les gusta llamar a esto la crematística. Así diferencian el mundo monetario del mundo de la economía (oikonomía) en el que entrarían más indicadores. Pero esto es muy pedante para este blog 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: